Tiempo, paciencia, empeño y pequeños golpes de suerte.

Hoy nos gustaría hablar de las dificultades al lanzar un nuevo proyecto, de las cosas que piensas que tienen que ser de una manera y acaban siendo de otra completamente distinta. 

 
Esto es lo que nos permite aprender, lo que nos hace no cometer los mismos errores en las siguientes experiencias, en definitiva, los que nos hace evolucionar.
 
A veces pierdes la perspectiva de cómo fueron los comienzos cuando inicias algo nuevo. A nosotros nos ha pasado con Deskontu
 
En junio lanzamos NAU by Deskontu, un sistema de reservas en restaurantes de Gipuzkoa. Viendo el tráfico y el número de usuarios registrados que teníamos en Deskontu dimos por supuesto que los usuarios iban a conocer, entender y utilizar NAU de la misma forma que lo estaban haciendo con Deskontu
 
La realidad es que a día de hoy mucha gente aun no lo conoce y muchos de los que lo han usado no lo han entendido bien. Una hostia como un piano. Eso es lo que nos dimos. Nos creamos unas expectativas excesivas, sobre todo en cuanto al tiempo que creíamos que íbamos a necesitar para popularizar la herramienta. 
 
La verdad es que hechas la vista atrás y te das cuenta de que con Deskontu pasó lo mismo, que hasta que pasaron 8 o 10 meses no hubo un crecimiento exponencial en registros, visitas y compras. Es el tiempo que tardó el boca a boca en extenderse en Donosti y Gipuzkoa. 
 
Pero con NAU pretendíamos acortar estos plazos a uno o dos semanas. Ilusos de nosotros.
 
Sólo el EMPEÑO de Kepa durante todo este tiempo, visitando restaurantes, ampliando la oferta de menús disponibles y llamando a todos los usuario que han hecho una reserva ha conseguido que hayamos llegado al punto actual en el que se realizan en torno a 150-200 reservas semanales. La perseverancia ha sido la clave.
 
Con Pantori nos ha pasado algo parecido. Lo lanzamos el 1 de Octubre y durante las 3 primeras semanas los registros no llegaron a 300 y el número de visitas al día era de unas 500 de media. En este punto tuvimos la suerte de que nos publicara Mikel Lopez Iturriaga en su blog El Comidista. En un día pasamos a 1200 usuarios registrados, 8000 visitas y lo que es más importante, usuarios de nicho interesados en lo que estábamos haciendo.
 
Pero si no nos llega a mencionar Mikel la evolución de Pantori sería la misma que la de Deskontu o la de NAU. Hubiéramos necesitado 8-10 meses para llegar al mismo punto. 
 
Aun y todo nos damos cuenta de que muy pocos de lo usuarios de Deskontu conocen Pantori. Hemos utilizado nuestras vías de comunicación habituales: Twitter, Facebook, nuestras cuentas personales, pero existe tal cantidad de ruido, tal cantidad de información y la gente tiene unas dinámicas tan particulares que hace falta insistir mucho y durante largo tiempo para que el mensaje llegue a calar.
 
En breve vamos a lanzar Dendatan. Creemos que la herramienta tiene mucho potencial, que servirá tanto a usuarios como a tiendas, pero somos conscientes de que no será fácil llegar a la gente, que tendrá que pasar un tiempo hasta que los usuarios conozcan la aplicación, la usen y la den a conocer en sus círculos. Ahora por lo menos somos conscientes de ello y eso nos ayudará a gestionar nuestra ansiedad, el querer que sea un super éxito en poco tiempo.
 
Eso es lo que hemos aprendido. Y no es poco.

 

Anuncios

7 pensamientos en “Tiempo, paciencia, empeño y pequeños golpes de suerte.

  1. Javier Maria de Errotaberrigorrigoicoerrotaberricoetchea dice:

    Sois duros y tenaces, y eso es un tesoro en si mesmo !

  2. A nosotros nos está costando Dios y ayuda incrementar el tráfico hacía Otogami y las ventas, en nuestro actual estado de alpha están siendo una soberana mierda.

    La realidad no es lo que sale en Techcrunch o cuentan los “inversores de éxito” en los eventos de emprendedores. Aquí, hay que luchar visita a visita, cliente a cliente, en las trincheras, con el cuchillo entre los dientes.

    Como pretendas probar eso del lean startup en un par de meses, te vas a llevar una ostia tras otra porque aquí nada es viral, ni exponencial… ni nada que acabe en al 🙂

    Y es importante, MUY importante, que alguien que ya haya montado algo con éxito en Internet cuente lo difícil que es esto.

    Enhorabuena Txomin.

    • labiciroja dice:

      Tienes más razón que un santo David. Y como ejemplo, tu caso: me sonaba de algo Otogami, seguramente de haber leído algún tuit o retuit tuyo pero di idea de los que se trataba hasta que has escrito este comentario y me he metido en la web. Ahora ya si. 😉

  3. Txomin, ánimo, yo llevo emprendiendo 1 año mi consultora de business angels y emprendedores y ahora empieza a funcionar la bola de nieve, y ahora veo un poco de dinero al final del túnel.

    Estamos madurando vinos. Unos se picarán, otros sabran a jóvenes, y los que aguanten el tipo llegarán a gran reserva.

    Un abrazo.

  4. karobiphoto dice:

    Habeís probado a usar la vía de comunicación offline?vamos los modelos tradicionales…una mezcla del modelo actual con el plus del offline, eso sí, con una estratégia clara…hay todo un mundo…se puede hallar la efectividad con poco presupuesto…quizá un nuevo efecto “el Comidista”?o una promoción y comunicación en los negocios adheridos…suerte y buen trabajo el llevado a cabo hasta ahora 😉

  5. […] a ser un éxito…que sin embargo no fué”. Txomin lo cuenta especialmente bien en este post. Humildad para saber reconocer lo que no funciona e inteligencia para aprender de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: